Montañas, Sueños y RealidadesMontañas, Sueños y Realidades
 LukyLuk LukyLuk
Estas en » Montañas, Sueños y Realidades » Archivo de Relatos » Abril 2009 » Respecto A Nuestros Hijos
sábado 18 de abril de 2009, 18:27:16
RESPECTO A NUESTROS HIJOS
Tipo de Entrada: RELATO | 10 Comentarios | 1485 visitas

 

 

He leído un relato por aquí que me ha hecho pensar. Ahora uno ya es grande, o mayor, o mejor dicho con algunos años de más, pero no viejo, sino adulto. Deseoso de salir a la montaña igual que cuando empezé. Leo que a veces queremos o queríamos ir a la montaña, a escalar, a andar...y los hijos eran pequeños. Había dos opciones, o te los llevabas contigo o los dejabas en casa, con la madre, la suegra o incluso la mujer porque ella no escalaba, no hacía montaña, o.....En fin, siempre encontrábamos la manera de enchufar a los niños con alguien.

Yo he vivido, como muchísimos, esta forma de vida. Los hijos, la descendencia no hay que dejarla para otros, es lo más bonito que nos puede pasar en esta vida. Y viene al caso del porque de mi escrito, es que cuando llegas a subirte por una pared acompañado de tu hijo, quien depende de ti su vida o la tuya de él, que cada punta de la cuerda une a dos personas que se quieren, eso es algo inolvidable. Al principio te lo llevas a andar, luego a algo más difícil con nieve. Lo subes a una cima y le enseñas las maravillas que los ojos pueden contemplar. El cansancio, el frío. Le das un piolet y...para arriba. Luego si ves que le gusta lo animas, le preguntas que tal ha ido. Siempre le das consejos.

Recuerdo cuando decidí llevarlo a escalar una vía en Montserrat, una vía que abrí y que lleva su nombre, concretamente en la zona de Gorros y sin desparpajo se ató a la cuerda y subió como si lo hubiera hecho desde hacía años. Me quedé asombrado de la facilidad conque ascendía por la pared.

Pues eso tampoco se olvida jamás. Pero no siempre los hijos escalan contigo, no siempre se puede ir a la montaña cuando esos hijos son pequeños y mientras hay muchos días para resignarse y estar por ellos, de esperar.

Vivimos otros tiempos donde la facilidad para desplazarse, la forma de vivir, el nivel de vida y la misma sociedad han dado un giro de casi trecientos sesenta grados. Nada es fácil, pero vivimos mejor. La mentalidad del ser humano ha cambiado y con ello creo que la felicidad de nuestros hijos se les nota en la cara.

Mis hijos no han seguido el mismo camino que yo con respecto a las montañas, ni han salido escaladores, pero si han aprendido a respetarla en todas sus condiciones y me quedo con todo ello y con aquella escalada en Gorros.

LukyLuk-2009

 


10 Comentarios
Enviado por Ram el domingo 19 de abril de 2009

“De que me sonará todo esto Luky...¿pero papa on vas?
¿Por que será que casi siempre toman otro camino?
Saludos.”
Enviado por Karles el domingo 19 de abril de 2009

“nano, la kanalla no sempre li agrada alló ke per nosaltres es lo "mas plus".
kuan jo tenia 10 anys -o menys- la meva major il·lusio era el dia que anavem a escalar. amb 12 vaig fer la canal varidana a l'hivern, amb 14 feia el montblanc de tacul, al 16 un campament amb esquis a l'olla del noufonts...aixó i molt més i tot amb mon pare.
el meu fill gran te 16 i kuan li dius de fer res ... "es k'aixó kansa...". el segón (de 14) "...es ke no em ve de gust...", i la petita k'en te 6, "un altre vegada a escalar?". total, que escalem la isa i jo kuan ens deixen. de tota manera intentem compaginar-ho tot i ens en sortim prou be -malgrat les keixes-.
salut i a tibar
karles”
Enviado por Tombraider el lunes 20 de abril de 2009

“Creo que es un mal generalizado porque una de mis mayores ilusiones es que mis hijas se dediquen al montaña y que cuando hagan los 8.000 que yo no pude hacer, me lleven al campo base...... en fin, pura ficcion.A mi hija mayor la inicié en BTT y empezó a hacer carreras no demasiado serias ni duras, sobre todo Open infantiles pero este mismo año me ha dicho que ya no quiere hacer bici, que quiere hacer natacion. En fin, que haga lo que ella quiera pero que sea feliz. Ellas sabrán que su mamá disfrutaba en la montaña y espero que cuando vean allá a lo lejos el Pirineo nevado, piensen en mi. Mientras no se dediquen a las discotecas, alcohol y drogas, es igual......”
Enviado por Gerardo el lunes 20 de abril de 2009

“Bueno chicos, no tengo mucho que añadir a vuestros comentarios, la verdad, como no sea deciros que a mi hija tampoco he llegado (o he acertado) a transmitirle ni un gramo de mi pasión por la montaña.... La verdad es que a su madre tampoco le interesa gran cosa, y eso indudablemente "ayuda".... Eso sí, casi nunca han llegado a preguntarme con caras extrañas "¿pero a dónde vas...?" Esto es algo que tengo ganado... Ah, bueno, y que cuando mi "niña" de 16 años era una niña de verdad, lógicamente no tenía problemas para "colocarla", que su madre siempre se prestó gustosa...
Saludos a todos y, como dicen algunos por la web, ¡Salud y montañas!”
Enviado por Chemi el miércoles 22 de abril de 2009

“Mis hijos son todavía pequeños: 6 y 3 años. Hasta ahora les he llevado poco al monte, sólo intento que entiendan mi afición y espero que cuando crezcan un poco más la compartan. De momento procuro que sea siempre algo divertido, más adelante ya veremos.
Recuerdo cuando enseñé a mi hija mayor, con 3 años a ir en bici sin ruedecitas. Para un loco de las bicis como yo eso es inolvidable. Confieso que no recuerdo el día que empezó a andar, pero ese otro sí.
Pero los hijos canalizan el inevitable enfrentamiento generacional y con sus progenitores por alguna vía de escape. Y con frecuencia la vía de escape es esa: el rechazo de aquello que los padres adoran.
Lo bueno es que muchas veces, pasada la adolescencia, si ha quedado poso, volverán a disfrutar de nuestras aficiones. Espero.”
Enviado por Ram el miércoles 22 de abril de 2009

“No os preocupeis tengo la intuición de que dentro de muchos años, se sentirán orgullosos de nosotros y quien sabe si se hacen alguna escapadita...”
Enviado por Quo_aquo el jueves 23 de abril de 2009


Cert. I és ben curiós com a vegades els pares anhelem amb desfici donar, ensenyar i transmetre allò que creiem bo per els fills...
Però, Jejeje... Saber reposar sobretot en l’atzar del resultat, -i vull dir també fruir del resultat que en surti al final, sigui quin sigui- ...és una manera molt noble i feliç de acomplir també la nostre condició de pares...
I hug!! (quan veig el meu fill vestit de jugador boig per una pilota...) Je, je,je... realment em consta que a vegades no m’és fàcil!!
Una abraçada.

Quo ...Uops!!! Recordant i pensant que aquest finde... un dels pekes te partit! Arfffffff...

Enviado por Xomaloga el martes 28 de abril de 2009

“Leyendoos me he visto a mi mismo, autoinduciéndome la responsabilidad de transmitir algo que me guste a mis hijos pensando que si a mi me ha regalado tantas cosas también a ellos les aportará algo.Nos equivocamos, lo que debemos transmitirles es el apoyo que tal vez nosotros mismos nunca encontramos en nuestras iniciativas, quien sabe si debido a que nuestros padres también tenían "magníficos" planes para nosotros.Mostradles las ventanas al mundo, enseñadles a mirar y seguro que ellos acabarán por ver el reflejo de sus deseos.”
Enviado por Gerardo el martes 28 de abril de 2009

“Bien, me gusta lo que has dicho, Xomaloga, sospecho que es el único "protocolo" posible, que intento aplicar en mi caso más o menos... No es necesario que a mi hija le guste el monte, desde luego.... Y conozco a hijos, ya mayores, de montañeros consumados que cogen el coche para ir al bar de la esquina a tomar una cerveza, y quizás fue porque sus padres les iniciaron desde niños en "magníficos planes" que tenían para ellos.... Es así... En mi caso, no tenía la más mínima tradición montañera en la familia, soy el ejemplo contrario.... ”
Enviado por Lukyluk el martes 28 de abril de 2009

“Estoy viendo la cantidad de opiniones que hay respecto al tema de nuestros hijos si siguen los mismos pasos que nosotros en cuanto a la afición que tenemos. Sólo comentar que en mi familía la única montaña que habían pisado o visto mis antecesores en varias generaciones eran las que veían en el cine mudo de aquellos años, y eso si salía alguna jajajaja. Yo, antes de nacer, osea con ocho meses mi madre, me llevo de paseo a Montserrat en aquel cremallera de humo poco antes de que dejara de funcionar. Mi afición por las montañas me surgió de la nada y de esa nada mis mejores años han sido pasados en las montañas, combinando escalada y alta montaña. He pasado años difíciles, años malos, años buenos y años mejores. Ahora cuando ya lo tengo todo hecho, cultivado y florecido(salvo la hipoteca, jajaja) y mi cuerpo hecho mil florituras, pero resistiré jajajaja, consigo escaparme y disfrutar como cuando empecé, no hace mucho, allá por los 70 y siempre digo una cosa, cuando me muera echais las cenizas una parte en Montserrat, otra en el Montseny, otra en Sant Llorenç del Munt, otra por el Pirineo y si sobra algo os haceis un porro a mi salud.
Un saludo.”


Añadir nuevo comentario
Usuario de Madteam.net No usuario




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook